Roscon de Reyes de Chocolate

A todo el mundo le gusta el chocolate, tanto así que en muchas partes del mundo está presente en gran cantidad de postres típicos. La navidad y celebraciones festivas como esta no quedan excluidas del sabor del cacao y es por esto que, para endulzar las festividades de la mejor manera posible, vamos a preparar esta receta de roscón de reyes de chocolate. Esta receta es perfecta para realizarla en los primeros días del año nuevo; enero es un mes frió, y un trozo de roscón de chocolate con un vaso de leche caliente reconfortara cuerpo y alma de toda la familia.

Mejora las expectativas de tus invitados, presentando un roscón poco convencional pero delicioso. Presta atención y aduéñate de la cocina durante unas horas con esta receta sensacional.

Puedes elaborar el roscón de reyes de chocolate con los niños de la familia, ya que es una receta muy sencilla y entretenida de hacer, además te indicamos todo el proceso paso a paso. ¡A cocinar!

Ingredientes

No caigas en la monotonía del roscón de reyes casero tradicional: Pese a que es un plato que no debe faltar en Navidad, el roscón navideño tradicional puede cansar, por ende opta por hacer este, para el cual solo necesitas:

  • 125 ml de leche
  • 450 gr de harina de repostería (harina de fuerza)
  • 35 gr de cacao puro sin azúcar
  • 60 ml de zumo de naranja
  • 10 gr de levadura
  • 120 gr de azúcar
  • 50 gr de margarina o mantequilla sin sal
  • 3 huevos
  • Un poquito de sal

Si quieres decorar y aportar sabor al  roscón de reyes, entonces tiene que usar:

  •  Virutas de chocolate blanco
  • Sorpresas: Figurita y haba

Preparación del Roscon de Reyes de Chocolate

  1. Cogemos un recipiente grande y mezclamos todos los ingredientes (excepto los de decoración) ayúdate de una cuchara para revolver todo.
  2. Cuando se haya conseguido una mezcla homogénea, vamos a depositarla sobre una superficie lisa y enharinada.
  3. En este momento, vamos a amasarla manualmente durante 15-20 minutos. La clave es que quede una masa elástica y sin grumos. Aunque quede un poco pegajosa no es recomendable añadir más harina, ya que así impedimos que pueda quedar un roscón esponjoso.
  4. Después de obtener una masa suave hay que darle forma de bola y dejarla reposar en un bol cubierto con film hasta que doble su volumen. Es recomendable “pintar” la masa con un poquito de aceite antes de dejarlo reposar.
  5. Una vez haya reposado unas 2 horas, que aproximadamente es lo que tardará en doblar su volumen, sacamos la masa del recipiente y volvemos a amasar durante 5-6 minutos.
  6. Es hora de partir la masa en dos, hacer dos bolas distintas y darles forma de roscón de manera independiente. Es recomendable hacer los agujeros del centro relativamente grandes, ya que en el horneado se reducirá su anchura.
  7. Cuando ya tengamos los dos roscones con su forma característica, tenemos que dejar que doblen su tamaño otra vez. (Otras 2 horas). Esta vez puede dejarse preparado en la bandeja con papel de hornear, ya que será el siguiente paso.
  8. Por último, escondemos la figurita y el haba en la masa, pincelamos la superficie con un poco de leche, esparcimos las virutas de chocolate blanco y la decoración que cada uno considere oportuna.
  9. Introducimos la bandeja en el horno, durante 15-20 minutos a 180 grados. (Para saber si está listo: Pinchar el roscón por un lateral con un palillo de madera y sale limpio entonces ya está listo).
  10. Retirar la bandeja del horno, dejar que el roscón de reyes de chocolate se enfríe durante unos minutos y ya está listo para degustar, aunque si lo deseas puedes rellenarlo con nata o crema. No es una mala opción, ya que la nata aporta un toque de suavidad a su textura.

Es una receta roscón de reyes sumamente sencilla que no tiene muchas complicaciones a la hora de llevarse a cabo y que queda espectacularmente sabroso.  Es necesario hacer cosas novedosas de vez en cuando para no aburrir a nadie en estas fiestas llenas de vida y alegría.

Consejos para el hacer un Roscón de Chocolate

No debes olvidar que para toda esta clase de preparaciones como lo es el rosco de reyes tienes que tener un muy buen proceso de amasado, ya que es el paso clave para que quede un roscón de reyes esponjoso. La masa debe quedar lo más elástica y lisa posible.

De igual forma, se tiene que respetar el tiempo de reposo de la masa, ya que si no se respeta no va a adquirir todo ese sabor y dulzura que debería de tener. Es entendible que se invierta demasiado tiempo en esta receta de roscón de reyes y que da mucha pereza esperar tanto tiempo por un simple postre, sin embargo, es totalmente necesario ser pacientes para que el esfuerzo valga verdaderamente la pena. Si se quiere un postre perfecto para estas fiestas navideñas, se tiene que esperar el tiempo adecuado.

Para acelerar el proceso de crecimiento del volumen puedes colocar la masa del bol (ya alisada y amasada) en el horno calentándolo a 50 grados, pero apagándolo antes de meterla y dejar reposar. De esta manera el proceso de aumento del volumen de la masa se producirá de forma más rápida.

Es muy importante tener cuidado con la temperatura y los tiempos de cocción, no dejar cocinar de más este plato ya que los resultados pueden ser muy malos. Por eso es recomendable estar pendiente durante todo el proceso de horneado.

En definitiva, ya sabes cómo preparar un roscón de reyes de chocolate, fácil y con un acabado espectacular, que encantara a niños y adultos por igual. Un plato poco convencional para unas fiestas donde la monotonía y el aburrimiento no tienen cabida.

Ahora depende de ti practicar esta receta, nosotros te animamos a ponerte el gorro de cocinero y a meter las manos en la masa. ¡Feliz Navidad!