Rosca de Reyes Mexicana

En esta ocasión traemos una receta difícil de ubicar en el mapa, por un lado, como el propio nombre indica tiene un origen mexicano. El nombre original en este país es rosca de reyes, pero al parecer, este plato proviene de tiempo de la conquista de américa, cuando España exporto su cultura y sus tradiciones, por lo tanto, sería correcto afirmar que tanto roscón de reyes como la rosca de reyes son herederos de un mismo origen.

En esta ocasión traemos esta receta que a diferencia de España donde es típica únicamente en navidad, en México se puede degustar durante todo el año, aunque se prepara especialmente en días festivos.

Ingredientes

Los ingredientes para la masa son

  • 135 gr de mantequilla sin sal y a temperatura ambiente.
  • 3 huevos.
  • Media taza de leche de vaca.
  • ¾ de taza de azúcar.
  • 1 cucharadita de sal molida.
  • 11 gr de levadura seca (1 sobre).
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla o ralladura de naranja (dependiendo del sabor que le quieras dar a la rosca).
  • 500 gr de harina de trigo.

Los ingredientes para la masa blanca son

  • 50 gramos de manteca vegetal
  • 50 gramos de azúcar glas
  • 50 gramos de harina
  • 1 yema de huevo

Los ingredientes para la decoración

  • Higos cristalizados
  • 30 gr de azúcar glas
  • 10 cerezas
  • Acitrón
  • Ate de membrillo (o de lo que quieras).

Preparación de la rosca de reyes

Preparación de la masa

  1. El primer paso va a ser calentar ligeramente la leche de vaca hasta que esta tibia, por tanto, nada de esperar a que hierva. Puedes hacerlo tanto en el microondas como en la cocina.
  2. Una vez la leche esté tibia la agregamos a un recipiente amplio y le añadimos una cucharada de azúcar, una cucharada de trigo y los 11 gramos de levadura. Removemos la mezcla hasta integrar bien todos los ingredientes intentando evitar que queden grupos para conseguir un mejor resultado.
  3. Una vez obtenida la mezcla la levadura empieza a fermentar por lo que vamos a dejar el recipiente a un lado, en un lugar cálido, reposando durante 10-15 minutos o hasta que duplique su tamaño.
  4. Mientras reposa vamos a verter en una superficie lisa y limpia toda la harina, y con la ayuda de las manos le vamos a dar forma de fuente o volcán. También, ayudándonos de una varilla de batir, vamos a batir los 3 huevos en un recipiente hasta conseguir una mezcla homogénea.
  5. Una vez hayan pasado los 10-15 minutos, añadimos la mezcla fermentada en el interior de la fuente o volcán de harina. Añadimos también los huevos batidos, el azúcar, la sal y las dos cucharaditas de esencia de vainilla.
  6. Con la ayuda de las manos y poco a poco vamos removiendo todos los componentes junto con la harina hasta conseguir que se integren todos los ingredientes. Hay que tener cuidado de que no se desborde el volcán, una vez adquiera suficiente consistencia no habrá peligro por lo que se puede mezclar de una forma más rápida.
  7. La masa resultante será bastante pegajosa, por lo que la amasamos durante tres minutos para que coja mas forma. El amasado es uno de los puntos clave de la receta, indispensable para que nos quede una rosca de reyes deliciosa. Si se quedan trocitos de la masa pegados a la superficie puedes emplear una espátula y si lo crees necesario espolvorear un poco de harina extra.
  8. Una vez tengamos la masa más uniforme la extendemos, colocamos la mantequilla a temperatura ambiente en el medio y la cubrimos con los laterales de la masa y volvemos a masar otros 25 minutos. Si la masa se vuelve de nuevo pegajosa, podemos repetir los recomendado antes, un poco más de harina y espátula.
  9. Transcurrido el tiempo de amasado formamos una bolita con la masa (que ya no debería estar pegajosa) y la dejamos reposar hasta que duplique su tamaño en un recipiente amplio. La superficie del recipiente debe ser mojada con aceite previamente, simplemente échate un poquito en la mano y deslízala por el interior, después haz lo mismo, pero embadurna ligeramente la superficie de la masa. Cubre el recipiente con un trapo y déjalo en un lugar cálido mientras reposa.
  10. Una vez haya duplicado su tamaño colocamos la masa en una superficie lisa donde hayamos espolvoreado un poco de harina, y la amasamos de nuevo durante 5 minutos, eliminando así el aire que pudiera tener dentro.
  11. Colocamos la masa en la bandeja del horno. Es recomendable usar un papel de horno para la bandeja, pero si no, se puede engrasar con aceite o mantequilla ligeramente. Damos a la masa forma de rosca y colocamos las figuritas en su interior. Hay que intentar que toda la rosca quede homogénea en su superficie, por tanto, no tengas miedo en emplear un poco más de tiempo en conseguirlo, el resultado merecerá la pena. Cuida también que el agujero sea lo suficientemente amplio, ya que, durante el horneado, al crecer la masa puede taparse.

Una vez preparado lo dejamos a un lado a la espera de ser decorado. Vamos ahora con la masa blanca.

Preparación de la masa blanca

  1. Añadimos a un recipiente todos los ingredientes, los 50 gramos de azúcar glas, los 50 gramos de manteca vegetal, los 50 gramos de harina y la yema de huevo. Con nuestras manos, integramos los ingredientes amasándolos hasta obtener una masa lisa. Hacemos una bolita y la dejamos en un lado.

Preparación de la decoración

En esta ocasión y solo porque a nosotros nos gusta así, vamos a utilizar como decoración, cerezas, acitrón, ate de membrillo, higos cristalizados, la masa blanca que acabamos de hacer, azúcar glas para espolvorear y un huevo batido para barnizar. Esta parte de la receta permite que des rienda suelta a tu imaginación así que no tienes porque seguir estos los pasos.

  1. Primero barnizamos ayudándonos de una brocha la superficie de roscón con el huevo batido.
  2. Dividimos la masa blanca en 6 partes y hacemos un pequeño cilindro con cada una de las partes. Aplastamos dichos cilindros ligeramente y los colocamos perpendicularmente en 6 partes equidistantes del roscón.
  3. Colocamos el acitrón, el ate, los medios higos y las cerezas a lo largo de la rosca de reyes de una forma que quede bonita. Por último, colocamos únicamente sobre los trozos de masa blanca el azúcar glas.

Precalentamos el horno a una temperatura de 220 grados, mientras dejamos el roscón reposar fuera. Una vez alcanzada la temperatura, introducimos el roscón en el horno y bajamos la temperatura de este a 180 grados.

Después de 20 minutos la extraemos y la dejamos reposar durante 10 minutos más. Y ya tendremos nuestra deliciosa rosca de reyes lista para ser degustada. Este es el espectacular resultado:

 

Como veras queda una rosca de reyes  bastante grande, por lo que puedes invitar a tus amigos o a tu familia para que te ayuden a acabarlo.

Como hemos dicho antes, esta es una receta poco conocida en España por lo que, si quieres sorprender a tus invitados estas navidades, este plato no te quepa duda de que hará su función.

Si por el contrario prefieres algo más tradicional, en nuestra web puedes encontrar otras muchas recetas del roscón de reyes, desde rellenos de nada, a elaborados con almendras, pasando por roscones de reyes Thermomix exprés.  Nos despedimos, no sin antes desearte… ¡Feliz Navidad y Prospero Año Nuevo!