Roscon de Reyes con Trufa

¡Ya estamos en Navidad!  Las luces cubren las calles y en toda la ciudad se percibe un ligero olor que sale de los hornos de las panaderías… ¿A que huele? ¡A roscón de reyes con trufa por supuesto! Uno de los platos tradicionales más solicitados por los españoles.

El roscón de reyes de trufa tiene el poder de unir a toda la familia en torno a una mesa el día 6 de enero. Mientras los más pequeños juegan con los regalos que sus majestades les han dejado la noche anterior, miles de roscones de reyes se preparan en las casas de España.

En esta ocasión os traemos una receta deliciosa, vamos a preparar un roscón de reyes con trufa de forma sencilla, el resultado te garantizamos que te sorprenderá a ti y a todos tus invitados. ¿Quieres saber que ingredientes necesitamos? ¡Prepara la harina que empezamos!

Ingredientes

Masa madre

  • 90 gr de harina de fuerza
  • 60 ml de leche entera
  • 4 gr de levadura fresca (de pastelería)

Masa

  • 340 gr de harina de fuerza
  • 110 ml de leche entera
  • 20 ml de ron
  • 20 ml de agua de azahar
  • 3 huevos medianos (L)
  • 80 gr de azúcar
  • 15 gr de levadura fresca
  • 60 gr de mantequilla
  • 1 L de nata para montar
  • 60 gr de cacao puro en polvo
  • Una pizca de sal

Decoración

  • Almendras fileteadas
  • 150 gr de azúcar glas
  • Fruta escarchada
  • 1 huevo mediano

Preparación del Roscon de Reyes con Trufa

Antes de empezar nuestro roscón de reyes de trufa tienes que saber que lo más importante de la receta es cumplir los tiempos tanto de fermento como de amasado.

  1. En este primer paso vamos a preparar la masa madre del roscón, para su elaboración simplemente tenemos que mezclar en un recipiente los ingredientes destinados a esta masa: la harina de fuerza, la leche entera y la levadura. Tras mezclarlos bien, amasamos durante un par de minutos y dejamos reposar en un sitio cálido durante toda la noche (o un par de horas en casi de no tener tiempo).
  2. Si quieres darle un toque más profesional al roscón de reyes con trufa puedes infusionar la leche de la masa. Este proceso es bastante sencillo, únicamente hay que calentar en el fuego y durante 5 minutos un recipiente tapado que contenga la leche de la masa y la piel tanto de una naranja como de un limón. Se deja enfriar y reposar toda la noche (Igual que con la masa madre). Al día siguiente tendremos ya lista la masa madre y la leche, es momento de preparar la masa.
  3. Vertemos en un recipiente amplio la leche infusionada, el agua de azahar, los huevos medianos, el azúcar, la levadura, el ron, la harina, y la pizca de sal. Mezclamos todos los ingredientes y los integramos hasta obtener una mezcla homogénea. Dejamos reposar durante 15 minutos aproximadamente.
  4. Transcurrido el tiempo, nos engrasamos las manos ligeramente y colocamos la masa en una superficie lisa y enharinada. Amasamos enérgicamente mientras incorporamos poco a poco la mantequilla (es recomendable que la mantequilla esté a temperatura ambiente para que se deshaga más fácilmente). Cuando la masa deje de estar pegajosa y se vuelva más elástica y lisa le damos forma de bola y dejamos de amasar. (En caso de que tengas un robot de cocina, puedes usarlo sin problema).
  5. Colocamos la masa en un cuenco untado ligeramente de aceite, cubrimos con un trapo húmedo y dejamos que eleve durante 2 horas, o hasta que duplique su tamaño.
  6. Una vez haya transcurrido el tiempo, volvemos a amasar durante 10 minutos con el fin de eliminar las posibles burbujas de aire que se han podido crear en el interior de la masa. Dejamos reposar otros 10 minutos e inmediatamente le damos forma de roscón de reyes. Procura hacer el agujero del roscón suficientemente amplio para que cuando crezca de nuevo, no desaparezca.
  7. Una vez tenga la forma de roscón de reyes vamos a dejarlo reposar otra hora y media, momento en el cual empezaremos a decorarlo. Este proceso es completamente creativo, eres libre de decorar tu roscón como quieras.
  8. En nuestro caso vamos a pintar la superficie del roscón de reyes relleno de trufa con un huevo batido, seguidamente vamos a esparcir azúcar glas y a colocar de forma alterna frutas escarchadas y almendras fileteadas.
  9. Por ultimo y con mucho cuidado colocamos el roscón en una bandeja de horno previamente untada ligeramente en aceite y lo vamos a hornear a 190 grados de temperatura durante 20 minutos.

Cada horno tiene una potencia diferente por lo que te recomendamos vigilar el proceso de horneado para que no se queme, ha sido un camino muy largo para que un pequeño descuido nos arruine nuestra pieza de repostería. En el momento en el que veas que la superficie del roscón adquiere ese color dorado característico puedes sacarlo sin miedo.

Déjalo reposar durante unos minutos y … ¡¡Contente!!  Todavía no hemos acabado, vamos ahora a preparar el relleno de trufa.

Preparación del Relleno de Trufa para el Roscón

Colocamos en un recipiente muy frió la nata para montar (muy fría también, o no montará). Con la ayuda de una varilla removemos y batimos mientras añadimos de forma gradual el cacao puro en polvo. Según la mezcla vaya cogiendo cuerpo se añade el azúcar glas. Por último, guárdalo en la nevera hasta el momento de rellenar el roscón.

Este proceso es sencillo, afila un cuchillo y corta horizontalmente el roscón de reyes recién horneado. Retira la mitad superior con cuidado de que la decoración no se estropee. Deposita el relleno de trufa con ayuda de una cuchara o cuchillo y coloca de nuevo la parte superior del roscón encima… ahora sí, ya tenemos preparado nuestro roscón de reyes con trufa. Este es su espectacular aspecto.

Espero que hayas disfrutado preparándolo y que disfrutes mucho más comiéndotelo con tu familia y amigos.

Como hemos dicho antes, esta receta es una de las más tradicionales, pero en caso de querer una receta más innovadora o atrevida puedes buscar en nuestra web, tenemos muchas más y seguro que alguna te enamora.

Únicamente nos queda despedirnos, y que mejor manera que deseándote una feliz navidad y un próspero año nuevo lleno de salud y fortuna. ¡Feliz Navidad!